≡ Menu

Tortugas Marinas: ¿Por qué los humanos debemos protegerlas?

Image

Existen dos motivos principales por los cuales los humanos debemos proteger a las tortugas marinas. Estos tienen que ver mayormente, con los efectos que pueden generar en el ecosistema la extinción de esta especie.

Si se pierde una especie, todas las demás corren peligro

Las tortugas marinas, especialmente las tortugas verdes, son uno de los pocos animales que comen la pradera marina. Al igual que el césped normal, que se encuentra en la superficie terrestre, la pradera marina debe ser constantemente cortada para mantenerse saludable y crecer correctamente en el fondo del mar.

Las tortugas marinas y manatíes, son esenciales en este proceso, ya que actúan como animales de pastoreo, que cortan la hierba hasta que queda corta y de esta manera ayudan a mantener la salud de la pradera marina.

Las praderas marinas son importantes, ya que proporcionan el sitio de cría y desarrollo de una gran cantidad de especies de peces, mariscos y crustáceos.

En las últimas décadas, las praderas marinas han decrecido. Esta disminución puede relacionarse al hecho de que cada vez hay menos tortugas marinas en el mar.

Sin las tortugas marinas, las praderas marinas se ven enormemente afectadas, y gran parte del ecosistema marino lo sentirá. Si se extingue esta especie, muchas le seguirán detrás.

 pradera marina alimento

La vida en las playas

Las playas y dunas, no retienen nutrientes debido a la arena, por lo cual, es muy poca la vegetación que crece en ellas.

Las tortugas marinas utilizan las playas y dunas más bajas para anidar y poner sus huevos. Se estima que depositan un promedio de 100 huevos en cada nido, y en temporada de anidación, hacen entre 3 y 7 nidos.

No todos los huevos eclosionan, ni todas las crías logran pasar del nido. Pero estos nidos no eclosionados y huevos, son una enorme fuente de nutrientes para la vegetación de las dunas. Si la vegetación de las dunas se mantiene fuerte y saludable, todo el ecosistema costero mejora, ya que además, las raíces ayudan a mantener la arena en su sitio.

Si las tortugas marinas se extinguen, la vegetación de las dunas perdería su mayor fuente de nutrientes y podría desestabilizar todo el sistema, reduciendo el hábitat para la vida silvestre y permitiendo la erosión de las costas.

Imagen: Pradera marina – Wikimedia commons