≡ Menu

Tortugas Marinas en cautiverio

Image

De entre las tortugas marinas que se encuentran en cautiverio, unas lo están por haber recibido heridas o traumatismos que no les permiten sobrevivir en la naturaleza. Se les practica la recuperación hasta que estén sanas y se les devuelve a su hábitat original.

Otras tortugas marinas están en cautiverio para su observación, con el fin de ayudarles a aumentar el número de sus especies. Los investigadores analizan su biología para poder aplicar programas de mejora.

Finalmente, algunos programas de conservación, debido a la alta tasa de mortandad por depredación que sufren las tortugas marinas durante sus primeros meses de vida, las mantienen en cautiverio hasta que alcancen una talla en la que sean menos vulnerables para su desarrollo en vida libre. Está cada vez más extendida la aplicación del auto-injerto, marca permanente e inocua que se les coloca a las pequeñas, que permite conocer más sobre la biología y el comportamiento de las poblaciones de tortugas marinas.

Hay áreas de cautiverio muy extensas (en EE.UU, podemos hablar de más de 20 millas de tierra), para que las tortugas marinas puedan aparearse,  anidar y depositar sus huevos; después, las crías son llevadas a ambientes naturales silvestres y se liberan en el agua. Este programa consigue que el 80% de los huevos lleguen al agua, evitando el ataque de los depredadores naturales y la expoliación de los humanos.

Las atracciones turísticas, como parques acuáticos y parques zoológicos que tienen a las tortugas marinas como parte de sus exhibiciones, están siendo más controlados por las autoridades. No son lugares adecuados para la vida de las tortugas marinas, pero, el seguimiento de un especialista hace que mejoren las condiciones de las mismas.

Es un dato que no todas las hembras se aparean sus huevos cuando están en cautiverio, pues son ellas las que lo deciden. Aun cuando los machos se ofrecen, pueden pasar varios años antes de decidirse a aparearse, e, incluso, no hacerlo hasta que no salen del cautiverio.

La idea de las tortugas marinas en cautiverio es un tema muy debatido. Hay quienes opinan que, si permanecen muchos años en cautiverio, las tortugas marinas no serán capaces de migrar, elegir su alimentación y reproducirse; además, pueden sufrir estrés.

Hay investigaciones que demuestran algunos efectos negativos del cautiverio en las tortugas marinas. Muchas de ellas no llegan a su tamaño máximo; se cree se debe a que la zona en que se mantienen no es lo suficientemente grande para permitir su desarrollo total. Otras sufren enfermedades y bacterias que se forman en su nuevo entorno, debilitando su sistema inmunológico e, incluso, haciéndolas morir, si el problema no es identificado y resuelto de inmediato. Las enfermedades más frecuentes  son infecciones en la piel y los ojos.

Quienes consideran que el mantenimiento de algunas tortugas marinas en cautiverio es la elección correcta, aluden a la protección que reciben frente a las lesiones que les impiden ser capaces de sobrevivir en la naturaleza. Además, las observaciones de las tortugas marinas durante su cautiverio, han ayudado mucho a completar diferentes tipos de investigaciones que serían imposibles de otro modo.

Debido a las demandas surgidas por la liberación de tortugas marinas en cautiverio, en los centros de protección se está haciendo lo posible para asegurar que tengan las mejores condiciones de vida, sin que afecten a su desarrollo ni calidad de vida.

 

Aquí encontrarás más información sobre Organizaciones de Conservación de Tortugas Marinas

 

Foto: Thangaraj Kumaravel