≡ Menu

Gigantesca tortuga marina desova en playa de Santa Marta

tortugas marinas

Una madre de 1,80 metros de largo y 500 kilogramos de peso apareció en las costas de Santa Marta para anidar. El animal estivo en tierra por unas tres horas y decidió desovar frente al Hotel Irotama. Luego de esto, volvió de manera exitosa a su habitad natural.

La eventualidad causó impacto entre las pocas personas afortunadas que pudieron verla luego de que uno de los vigilantes del hotel durante su recorrido habitual, observara al gran animal flotando en la costa durante aproximadamente un cuarto de hora. El vigilante dio aviso al gerente ambiental Nicolás Molina, quien se dirigió al sitio del hecho para estar al tanto de toda la situación. Más tarde hicieron acto de aparición biólogos y expertos del mundo marino.

Este animal, además de su gran peso y longitud, tiene una altura de 70 centímetros de alto desde la arena hasta el punto más alto de su caparazón, perteneciendo a la especie laúd, la más grande de los reptiles marinos. Esta especie tiene la particularidad de que sus aletas delanteras suelen ser más alargadas que el resto de tortugas marinas, y se puede encontrar una distancia de hasta 2 metros desde una punta hasta la otra en estos animales adultos.

Se tomaron las previsiones para proteger el área de la playa donde se presume que la tortuga depositó sus huevos, con el fin de que científicos puedan detectar de que evidentemente están los huevos allí y que se encuentran en buenas condiciones. De hecho se presume que la tortuga gigantesca regrese en 15 días.