≡ Menu

Reproducción de las tortugas marinas

Reproducción de las tortugas marinas

Las tortugas marinas adultas migran largas distancias para la reproducción. La mayor parte de las zonas de alimentación preferidas para las tortugas marinas están cerca de las costas, pero sus sitios reproductivos primarios son las playas situadas en islas remotas. Las tortugas marinas fuera de Brasil, en el Océano Atlántico, pueden migrar más de mil kilómetros hacia el centro del Océano Atlántico para reproducirse en la isla de la Ascensión (a medio camino entre Brasil y África). Se cree que las tortugas marinas regresan a la misma playa donde nacieron muchos años antes.

Las tortugas marinas comienzan a reproducirse a una edad bastante avanzada. La mayoría de las especies no se reproducen hasta que tienen 15 a 50 años de edad. No se sabe mucho acerca de los primeros quince años de vida de una tortuga marina. La mayoría de la gente cree que los bebés son presa fácil para los grandes peces y tiburones en el océano y que sólo aquellos que se esconden en los parches de algas son capaces de sobrevivir ocultandose también en algas a la deriva (o basura en algunos casos) las tortugas jóvenes que no son fáciles de detectar por sus depredadores, así como los seres humanos curiosos.

Parejas masculinas y femeninas se ven aparean en el océano cerca de las playas. Esto es por lo general durante un cierto par de meses cada año. Playas específicas son conocidas por sus especies y épocas de reproducción de las tortugas marinas en particular.

Los machos por lo general no dejan el agua, pero todas las hembras anidadoras sí lo hacen. Las tortugas marinas hembras son muy fácil de etiquetar y capturar para fines científicos (por ejemplo para ponerles un rastreador satelital) por esta razón es que la mayor parte de la información proviene de la migración las hembras. Es difícil de etiquetar una tortuga marina masculina.

Casi todas las playas de reproducción de tortugas se encuentran en los trópicos.

Anidación

Las hembras salen del mar, por lo general en la noche, en playas particulares para poner sus huevos. A medida que las hembras se arrastran hasta la playa dejan atrás el apoyo del agua alrededor de sus cuerpos. Ellas deben arrastrarse hasta que llegan por encima de la línea de marea alta. Se necesita una gran cantidad de energía extra para estas hembras para llegar al punto alto de la playa en donde se producirá la anidación. Pueden pasar varias horas para que se trasladen en un largo  de muchos metros.

Volver al océano puede ser un viaje largo y difícil. Cuando se haya completado la anidación la hembra comenzará el viaje de regreso al mar. Esto puede ser fácil si la marea es bastante alta y aún es de noche. Pero, si la marea está baja, el viaje puede ser mucho más complicado y la hembra puede llegar a estar muy cansada después de su esfuerzo de anidación. La mayoría de las actividades de anidación se completan durante la noche y las hembras regresan a la mar bajo el amparo de la oscuridad.

A veces sucede que una hembra comienza tarde su anidación y además le toma un tiempo particularmente largo llegar hasta el punto alto de la playa, esto puede dificultar mucho su regreso al mar ya que es probable que el calor del sol dificulte mucho la tarea, produciendo que algunas mueran de agotamiento, aunque es una causa de muerte poco común en la especie.

 

Foto: Brian Gratwicke